Coaching asistido con caballos

El coaching con caballos es uno de los servicios que ofrecemos en Equynos -contamos con la Certificación Internacional de Tisoc y Equilibri en Coaching Asistido con caballos- (*).

El coaching es una disciplina que nació en Estados Unidos con el objetivo de incrementar el rendimiento de los deportistas. Desde entonces se ha extrapolado a los más diversos campos de la actividad humana. De forma resumida, se puede decir que el coaching  “es un proceso de aprendizaje que aporta herramientas que, según los casos, permiten desarrollar el potencial de la persona, resolver conflictos o alcanzar objetivos puntuales”.

 ¿Cómo funciona el Coaching con caballos y en qué se diferencia del resto?

La diferencia principal es que incorporamos uno o más caballos en el proceso, de manera que forman parte del equipo de trabajo junto con el coach y el especialista equino. También puede haber una sola persona siempre y cuando el coach tenga una amplia experiencia en el manejo de caballos.

  • En el coaching con caballos es imprescindible que haya una persona experta en el conocimiento del comportamiento de los caballos. Cuidado con esto. No sirve como especialista equino cualquier persona que sepa algo de caballos, o que monte a caballo incluso aunque sea un excelente jinete o domador, debe ser un experto en el comportamiento de estos animales y sobre todo ser capaz de manejarlos y controlarlos pie a tierra sin más ayuda que su cuerpo.

En el coaching con caballos se trabaja pie a tierra. No hay que montar. Cada sesión se conduce a través de una serie de actividades que el cliente o clientes tienen que realizar con la colaboración del caballo. La forma en la que el cliente resuelve la actividad nos aporta información sobre su vida y personalidad, a partir de la cual nos permite trabajar y ayudarle a que encuentre sus propias respuestas y soluciones a su situación.

 ¿Por qué con caballos?

Son animales presa es decir su superviviencia se basa en captar el más mínimo cambio de su entorno y de los niveles energéticos de lo que les rodea. De manera que cuando están con personas son capaces de captar su estado emocional, y por tanto “ven” si nuestro comportamiento es acorde con nuestro estado mental y emocional. Es decir no se dejan engañar por las apariencias. Actúan como un fiel espejo de lo que sentimos. Un feedback inmediato, transparente, claro y sin prejuicios. Los caballos no pueden mentir ni disimilar, simplemente porque no saben hacerlo.

Así, nos ayudan a ser capaces de elegir lo que queremos sentir en cada momento de nuestra vida.

(*) Hasta diciembre de 2012 Tisoc y Equilibri trabajaban de forma conjunta en ofrecer la Certificación Internacional de Coaching Asistido con caballos. A partir de 2013 trabajan de manera independiente y cada uno ofrece una certificación.